Si Ecs-Ecs era el planeta que peor olorcillo desprendía de la galaxia, éste es el que mejor huele de todos. Mmm… ¡A mil flores! Y es que, desde lejos, ¡el planeta Zum-Zum parece un ramillete de florecillas! Por eso, Beti disfruta paseando por aquí, casi tanto como cuando lo hace por Planet Park.

Zum-Zum es un planeta muy productivo y dulcecito… ¡Más que una bolsa de golosinas! De esas que enloquecen a Matías. Y ¿Cómo puede un planeta ser dulce? Porque tiene una gran colmena habitada por una colonia de abejas muy trabajadoras. Su ritmo de trabajo recuerda al de Big City, pero aquí no hay contaminación.

Aquí nos encontramos con el Jefe Buzz, que al ritmo de su batuta, dirige la orquesta de abejas obreras. Nena y Pepe no pueden evitar mover su cuerpo con ese ritmo tan enérgico y pegajoso. ¡El ritmo de la miel!

Si quieres probar la miel y su ritmo, ¡acompaña a nuestros cuatro amigos hasta el planeta Zum-Zum!

Posted by:Nena del espacio